Tarde de picnic y bandejas sensoriales

Este domingo hemos aprovechado y hemos tenido una tarde de picnic con nuestros amigos. Los peques y los no tan peques nos lo hemos pasado en grande. Hace unos días, leyendo el blog de “Mi mundo entre pañales” al cual estoy enganchada (tengo que reconocerlo), tomé prestadas varias ideas para hacer unas cajas sensoriales para que J&N y los demás jugaran y se entretuvieran un poco más. caja sensorial arroz y pan ralladoEn el picnic había niños desde 7 meses a 3 años y me encantó verles jugar con ellas porque cada uno tomó los objetos que más le gustaron y actuaron con ellos de formas muy diferentes.
Para el más pequeño utilizamos pan rallado y para el resto arroz, pan rallado, pasta de colores y pasta de mayor tamaño para que pudieran trabajar con diferentes formas y texturas.
El resto de objetos que utilizamos fueron:
– Embudos de varios tamaños.
– Tazas de plástico con asa.
– Cucharas de plástico pequeñas de diferentes colores.
– Cucharas grandes de madera.
– Palas y Rastrillos de playa.

Presentamos todos los elementos en una bandeja que no pese demasiado porque os daréis cuenta que una de las reacciones de los más pequeños es cogerla, levantarla, darle la vuelta…o tirársela por encima como suelen hacer J&N.
Les ponemos las bandejas y simplemente dejamos que jueguen libremente. Nosotros optamos también por enseñar alguno de los objetos a los más pequeños porque no sabían como cogerlos.

Las gemes fueron directamente a por las cucharas pequeñas y a por la pasta grande, no pararon de tocar la textura de la pasta y también la estuvieron probándola (acordaros siempre de hacer este tipo de juegos con vuestra supervisión). Después decidieron dedicarse al arroz y a tirarse todo por encima :-). El más pequeño del grupo estuvo encantado con su caja especial de pan rallado, no paraba de meter las manos y jugar con él. Su hermano mayor, el más grande de la pandilla, no dudó en tomar la cuchara de madera y el embudo y se dedicó a echar el pan rallado y el arroz por él para llenar una de las tazas…por supuesto estuvo enseñándole a su hermano pequeño cómo utilizar los objetos y el pequeñín comenzó a usar la cuchara más pequeña para echar en la taza el pan rallado, está claro que su hermano le enseñó muy bien.
Otra de las pequeñas fue directa a por la taza verde y a por las cucharas, se pasó el tiempo con ellas en la mano jugando sin parar y el último chico del grupo, un “amante” de los rastrillos playeros, fue directo a por uno de ellos y jugó a hacer formas en la manta con el pan rallado que habían esparcido, le gustó el tacto del pan rallado y el arroz porque no dejaba de meter y sacar la mano, sin soltar su rastrillo claro :-), dentro de la bandeja, observándo especialmente la pasta de colores.

Este tipo de cajas sensoriales son muy recomendables para el desarrollo de la motricidad fina y la creatividad de los polluel@s. Pudimos ver cómo cada pequeño jugaba con su elemento favorito y así desarrollar su imaginación con él.
Y después de tanto juego no hay nada como un buen baño y a dormir, que tanto darle a la imaginación da sueño…y a los padres x dos o x uno también.

“El día que se me acabe la imaginación le pediré asesoría a un niño”

Anuncios

5 comentarios en “Tarde de picnic y bandejas sensoriales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s