Bendito Chupete

chupete gemelasMe acuerdo cuando hace unos años abuela x dos me confesó que para conseguir que dejara el chupete tuvo que estrujarse la cabeza, pero lo consiguió. El día “d” cuando me iba a la cama, me enseñó mi adorado chupete y con cara de sorpresa (aún me acuerdo aunque sólo tuviera 3 años) me explicó cómo por alguna extraña razón, un bichito había entrado en él y lo había convertido en su casita. Desde ese momento fui una niña sin chupete en la boca, y al parecer esa noche dormí igual de bien que las anteriores, creo que no me afectó demasiado.

La discusión entre “chupete si” y “chupete no” es infinita. Para la crianza de las gemes, tengo que reconocer que son de una gran ayuda. Siempre han sido un poco lloronas cuando tienen alguna demanda, ya en la propia clínica dos días después de su nacimiento la enfermera de nidos se llevó algún chupete para calmarlas a la hora de dormir. Ahora que ya van siendo más mayores veo cómo cada una de ellas usa el chupete para un fin distinto. J lo usa para calmar sus rabietas cuando tiene algún enfado y sobre todo para calmarse a la hora de dormir, sin su chupete no consigue domirse tranquila. Sin embargo, N, no lo ha usado hasta hace unos meses; le gusta tenerlo en la boca antes de echarse las siestas y cuando lo pide está claro que en nada va a la cuna a dormir. Por la noche, también la oigo chupetear pero sólo cuando se despierta y quiere colver a domirse. Tengo claro que en mi caso, el chupete consigue “amansar a las fieras”. Cuando tienes algún momento de crisis con ambas a la vez no hay nada como “tirar” del chupete para dejar de oir llantos y gritos. En un pis pas, todo vuelve a la normalidad: calma, mantiene relajado y entretenido a nuestr@s polluel@s.chupete si chupete no

Sin embargo, todo tiene un lado malo y los profesionales advierten de que el uso excesivo del chupete puede incrementar el riesgo de infecciones en el oído medio y puede conllevar problemas de malformaciones en la dentadura de nuestro bebé. Normalmente los niños no suelen tener problemas para dejar el chupete entre los 2 y 4 años, pero  algunos necesitan de nosotros para dejar su “enganche”, tal y cómo hizo abuela x dos. Aquí, entra en juego nuestra capacidad de hacerles comprender la importancia de dejarlo…

chupete biberonA las gemes les gustan los chupetes de silicona, tienen de varias marcas, como ya os he comentado en el post de “no sin mi biberón”. Es importante tenerlos bien limpios para evitar propagar más gérmenes a los peques y tener especial cuidado con los chupeteros, que no sean demasiado largos ya que el bebé podría ahogarse con ella.

Tengo claro que en villa x dos, de momento hemos votado por el “sí” al chupete, bueno más bien J&N, ya os contaré cómo acaba mi aventura y si tendré que estrujarme la cabeza cómo hizo abuela x dos.


“La única costumbre que hay que enseñar a los niños es que no se somean a ninguna”
(Jean-Jacques Rousseau)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s