Noches moviditas

0bb13f0739a3b0150b7da285d4b3f9efDesde los primeros meses, J&N dejaron claro que lo de dormir no era lo suyo. Así que hace 11 meses que no se lo que es dormir más de 4 horas seguidas. Nunca he sido muy dormilona, será que lo han heredado de mí, así que no me ha costado demasiado adaptarme a ello; el padre de las “gemes” lo lleva un poco peor.

Al ser dos, la situación por las noches es un poco peculiar, digamos que, aquí, madre x dos y el padre de las “gemes”, actúan como padres solteros. Os lo explico, cada uno tiene una cunita al lado de la cama, de manera que cada uno se encarga de J o de N para darle el bibe de la cena y cuando se despiertan de madrugada, de esta manera uno no interfiere en el sueño del otro. Yo siempre me he encargado de J y él de N y digamos que a pesar de ser gemelas, en esto no son iguales.

Durante los primeros meses de su vida, los bebés duermen cuando están cansados; así de fácil. Los recién nacidos tienen la necesidad de alimentarse de dos a cuatro horas por lo que lo habitual no es que duerman toda la noche; según dicen los expertos “para un recién nacido, cinco horas de sueño forman toda una noche, y solamente un grupo pequeño de bebés puede dormir así a esta edad”; por ello determinan que para que nuestros polluel@ consigan dormir toda la noche se necesita un año o más. Como éste es mi caso, al leer esto me quedé mucho más tranquila; he recibido un montón de consejos y he leído mucha información y al final de todo he sacado la conclusión de que J&N son poco dormilonas… y no hay vuelta de hoja.
metodo estivillMientras buscaba información sobre este tema, descubrí varios métodos para que nuestros peques duerman toda la noche y me llamó la atención uno en particular el método Ferber o Estivil que “implica no atender los llantos del bebé por periodos de tiempo que se van dilatando”, en esta página del portal Naukas os explica con más detalle este método y el libro publicado por el doctor Estivill “Duérmete, niño”. Digamos que en casa de las “gemes” el llanto no está prohibido, entendemos el llanto como una forma de comunicación que tienen nuestras peques con nosotros, sea de día o de noche. Me cuesta dejar llorar a mis polluelas y no ir a calmarlas, así que nosotros no hemos aplicado ningún método excepto el del cariño, la paciencia y el colecho.

A pesar de no dar el pecho, encontramos un truco para que durmieran un poco más y era meterlas con nosotros en la cama (gracias que tengo una cama bastante grande ☺). Cuando eran más pequeñas había días que desde la toma nocturna hasta la mañana estaban con nosotros. Poco a poco las fuimos alternando entre la cuna y nuestra cama y hoy es el día que duermen en su cunita toda la noche.
El siguiente paso que hemos seguido, al llegar a los 11 meses, ha sido darles algo de cenita antes del bibe, y de momento, mano de santo, se despiertan un par de veces buscando su chupete y en 5 minutos ya están dormidas otra vez.

285bf6310063b57ed63ea947f52b14e0Se que una de las cosas que nos dicen cuando vamos a tener un niño es que ya no vas a dormir igual, no hagáis caso, pasar de lo que os digan. Mi caso no tiene por qué ser igual al vuestro, así que simplemente disfrutar y pensar que esto es otra fase más por la que pasan nuestros polluel@s. Cariño, mucho cariño y paciencia, que como os digo siempre…todo pasa.
Siempre las madres tienen ese encanto secreto de tratarlo a uno como un niño.(Reinaldo Arenas)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s